Solarword, quebrado y sin inversor interesado.

La competencia China y Coreana logra que ningún inversor vea rentable su posible compra

 

Las esperanzas de encontrar un inversor se han desvanecido, se buscó un inversor interesado en todo el planeta y a pesar de ello nadie mostró interés por la empresa tras visitar las fabrica en Alemania, hasta no hace mucho la empresa era un ejemplo a seguir, ahora sin embargo no hay nadie interesado en ella pues tras muchas visitas a la fabrica y sus lineas de producción todos llegan a la misma conclusión ; No es posible competir con las fabricas situadas en China y Corea.

 

Solarworld ya quebró en mayo del 2017, por aquel entonces empleada a un total de 3.000 mil personas, en el mes de agosto de aquel mismo año la empresa resurgió de sus cenizas empleando a apenas 600 personas y en marzo del 2018 volvió a declararse insolvente, la empresa que un día fue el modelo y ejemplo a seguir en el sector de las energías renovables echaba el cierre definitivo.

 

Es la primera vez que una empresa alemana debe cerrar a pesar de ser puntera y de estar en un nicho de mercado con tanta proyección de futuro.

 

Los dueños de la empresa pensaron en un primer momento que sus instalaciones y lineas de producción podrían ser utilizadas y aprovechadas para la fabricación de componentes electrónicos pero no recibieron ninguna ayuda o apoyo por parte del Estado por lo que finalmente optaron por vender y desmantelas la fabrica pieza a pieza, incluido el edificio y los terrenos.

 

Por el momento la empresa todavía mantiene en plantilla a unas 35 personas, las cuales se encargan de la administración y de los activos inmobiliarios.

 

Lee también:   Los molinos de viento son una bomba de relojería.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.